El Espejo entrevista a Fernando Afonso, de Acción Católica General