La palabra en la que habito, en “De camino por la vida”