“Ser cristianos no es una etiqueta”